Santa Isabel rumbo a Ponce(1914)

Foto: Los cactus en Santa Isabel 1914

Alpheus Hyatt Verrill, conocido como Hyatt Verrill, (1871-1954) fue un arqueólogo norteamericano, explorador, inventor, ilustrador y autor.

Hyatt Verrill escribió sobre una amplia variedad de temas, incluyendo la historia natural, sus viajes, la radio y la caza de ballenas. Participó en varias expediciones arqueológicas a las Indias Occidentales, Sur y Centroamérica. En 1902 inventó el «autochrome» proceso para la fotografía en color natural.

Como era de esperarse Verrill visitó a Puerto Rico en 1914. Este pequeño relato tomado de su libro «Porto Rico Past and Present and Santo Domingo of Today‎» describe a Santa Isabel visto por los ojos de un inventor y arqueólogo.

Verrill es otro visitante que dice, a principios de siglo, que Santa Isabel, era una bella ciudad. También al igual que la misionera Olive Williams (1915) le llamó la atención el azul brumoso del contraste entre las montañas y el valle que ahora se ve más claramente entre el barrio Velázquez y el barrio Playita Cortada.

Foto: Planta Yucca Gloriosa

Describe muy bien el área medio desértica del Barrio Pastillo y la entrada de Ponce. Como hijo de un profesor de zoología, sabía de plantas y su descripción no escapa a su conocimiento. Menciona la planta conocida como «Yucca gloriosa». Esta un planta perenne de tipo arbustivo, que crece poco a poco en pleno sol, en suelos secos y arenosos, necesitando poco riego.

¡Disfrute esta narración!

Santa Isabel rumbo a Ponce(1914)
Por Alpheus Hyatt Verrill

«La siguiente ciudad a la que llegue fue Santa Isabel, con su plaza llena de palmeras. Más allá de esta pequeña y hermosa ciudad el carácter del país cambia con rapidez.

El distrito está casi totalmente dedicado al azúcar, y grandes molinos se destacan aquí y allá, extendidos a lo largo y ancho de los campos.  Las casas,  tipo cuarteles, se ven sobre el terreno, por encima de la caña de azúcar y a la derecha se ven, a lo lejos, las escarpadas montañas y a la distancia el azul brumoso.

Poco a poco, la tierra rica en azúcar da paso a una amplia y extendida emplanada escasamente cubierta con un matorral espinoso grisáceo, con grandes ramos de nopal y grupos de yuccas gloriosas.

A la izquierda, y extiendose por la costa,hay unas salinas anchas y planas, de color negro, con superficie arcillosa cocidas duramente por el sol y con vetas y manchas de color blanco por la sal que mostraban.

Hay también arbustos quemados, rojizos  y un inmenso cactus gigante que cubre los pisos y da una apariencia de paisaje árido, desolado. Mientras, aquí y allá la carretera pasa a través de la oscuridad, el estancamiento de los pantanos de agua salada con manglares extraños, densos y enmarañados, y los árboles cubiertos de un musgo español gris.

Foto:Entrada de Ponce 1898

Poco a poco el área desértica cubierta por los  cactus crece cada vez menos; los pantanos y los árboles cubiertos de musgos -cada vez son más frecuentes, y por último, saliendo de una arbolada y pantanosa sección, nos encontramos una vez más en las calles periféricas de Ponce.

Porto Rico Past and Present and San Domingo of Today‎, Alpheus Hyatt Verrill,  1914, página 100

6 comentarios en “Santa Isabel rumbo a Ponce(1914)”

  1. Luis (Güiso) Rodriguez Gracia

    Melvin: La carretera de Santa Isabel a Ponce «era» un maravilla, casi toda estaba cubierte por las ramas de los árboles que daba la impresion de transitar por un tunel de árboles. Lamentablemente esto se perdió, por distintas razones. Lamentablemente la poda de árboles por la AEE no es una poda… es un destrozo. La carretera #1 ya no es la misma; hay que hacer algo por volverla a tener.
    Tu amigo Güiso

  2. Güiso

    También tengo esos recuerdos cuando de niño me llevaban a Ponce, muchas veces, acostado en la falda de mi madre. Me parecía «una fantasía» porque daban la impesión (desde la falda mi madre) que los arboles se abrían como un abanico. Gracias por el recuerdo de algo que perdimos en nombre del progreso.

  3. Luis A Rodriguez Gracia (Güiso)

    Melvin: Paz sea contigo. De los árboles que se comentan aún quedan varios, elocuentes testigos de un mundo que se nos fue; solo quedan algunas de sus ramas sobre la carretera. No se si alguien se ha interesado por conservarlos… «la ley del dinero y el machete es mas fuerte… lástima».

  4. Santa isabel mi querido pueblo hace 41 anos que sali de tu tierra pero gracias a dios te visito cada ano. Es un pueblo muy Lindo Tienes su Barrios muy Bellos pero que pena que los Alcaldes que pasan por Ella no le dedican sus cuidos y sus encantos a mi pueblo querido. La extrano mucho pero siempre estaras en mi Corazon Santa Isabel Querido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.