La crisis de carreteras y las haciendas de Santa Isabel

Hacienda Destino de Pedro Juan Capó
Hacienda Destino propiedad de Pedro Juan Capó, dueño de la Hacienda Destino de Pedro Juan Capó que residió en Ponce hasta su muerte en 1874.

Una sección del estudio relacionado con el controvertible proyecto «Gasoducto del Sur» revela información histórica muy interesante sobre la historia de Santa Isabel y los hechos que ocurrieron en Puerto Rico del 1815 al 1898.

Situación del país

En 1815 Puerto Rico vivía una crisis económica. La economía era una de subsistencia lo que revela el fracaso de las medidas coloniales de la época. La Corona Española decidió atraer   mano de obra y capital extranjeros. Como resultado en 1815 se publicó la Cédula de Gracias, una especie de ley de incentivo industrial que permitía la entrada de extranjeros y sus máquinas, siempre que fueran católicos. «Los extranjeros podían ser blancos, negros libres, o esclavos, pero todos debían proceder de naciones amigas. A los inmigrantes blancos se les entregaba aproximadamente 64 áreas de terreno, dándosele 32 a cada uno de los esclavos o negros libres, con exención contributiva por 10 años, y de carimbo, diezmos y alcabalas por 15 años».

En los años siguientes llegaron a Santa Isabel familias de mallorquines, italianos y franceses que dieron vida a la economía del barrio conocido como Coamo Abajo y que el 1841 se convirtió en Santa Isabel

Al poco tiempo se ordenó formar en el país la Matrícula y Padrón de Habitantes (un Censo de Población) así como la creación de una Junta para el Repartimiento de las Tierras del Estado (Marín 1994).

Agricultura sin carreteras

Las  vías de comunicación y transporte con San Juan y su puerto estaban en estado lamentable. La falta de caminos evitaba la explotación de los terrenos. Los caminos eran tan peligrosos que el tránsito entre pueblos se hacía generalmente a caballo.  El atraso era absoluto en cuanto a ferrocarriles. (Marín 1994).

Algunos historiadores dicen que el aumento del contrabando con barcos del extranjero, común en todos los puertos del sur, incluyendo el de Coamo Abajo (Santa Isabel) se debía precisamente al problema de transporte.

Para la década de 1870 se habla de tres haciendas de caña de azúcar en Santa Isabel: “Destino” (ver foto arriba) , “Florida” y “Santa Isabel” (Hostos 1995:343).

«En 1884 se publicó la Memoria Sobre los Medios de Impulsar la Construcción de las Obras Públicas de Puerto Rico, y había quedado autorizada la contratación de empréstitos para proyectos de obras públicas, recalcandose la construcción de carreteras, puentes, puertos y ferrocarriles. Aunque una ley de 1881 ponía énfasis en el deseo de proteger y reparar los edificios ya existentes en vez de
construir edificios nuevos, la Memoria de 1884 cambió esa filosofía oficial a lo opuesto, estimulando la edificación nueva». (Marín 1994).

«En 1885, don Alfredo Casals solicitó del Gobernador que, en favor del fomento industrial de Puerto Rico, recomendara al Gobierno Supremo la adopción de las siguientes medidas: la libre importación de materias primas de aplicación industrial; la libre importación de toda maquinaria de aplicación industrial; y la exención contributiva de toda industria durante los primeros años de su instalación.
En 1886 se recomendó la constitución de Juntas Locales para la Creación de Aldeas o Colonias Agrícolas, con el objeto de mejorar las condiciones de vida del campesinado» (Marín 1994).

Las haciendas de Santa Isabel

Mapa de los terrenos cultivables en el sur de Puerto Rico - 1898

Para fines del Siglo XIX,  Santa Isabel tenía más estancias de ganado que haciendas de azúcar. El pueblo tenía cinco hacienda de caña de azúcar y 22 estancias de ganado. Sin embargo el mapa adjunto del 1898 revela que  la mayoría de los terrenos (en color verde) se dedicaban al cultivo de la caña de azúcar.

El crecimiento en el número de haciendas fue impresionante. Hubo un momento de la historia donde Santa Isabel tenía catorce haciendas. Un documento de la época relacionado al proyecto de construcción de carreteras revela el nombre de estas haciendas  con su latitud y longitud.

Hacienda Alomar –  17.9600000 – 66.3841667
Hacienda Altura – 18.0016667 – 66.4013889
Hacienda Bomba –  17.9947000 – 66.3604500
Hacienda Buena Vista – 18.0258333 – 66.3672222
Hacienda Destino – 17.9722100 – 66.3770000
Hacienda Esmeralda –  18.0191667 – 66.3672222
Hacienda Florida –  17.9644444 – 66.3847222
Hacienda Hawaii – 17.9875000 – 66.3889500
Hacienda Los Indios –  17.9678200 – 66.3889500
Hacienda Obdulia – 18.0073100 – 66.4000100
Hacienda Pales – 17.9747222 – 66.3508333
Hacienda Peñuelas –  18.0109700 – 66.3502200
Hacienda Santa Isabel – 17.9598800 – 66.3928400
Hacienda Serrano –  17.9845400 – 66.1015400


Fuente:

Pantel, del Cueto & Asociados, Consultores en Preservación Histórica, Autoridad de Energía Eléctrica: Gasoducto del Sur, Municipios de Peñuelas, Ponce, Juana Díaz, Santa Isabel y Salinas, Evaluación de Recursos Culturales Fase IA, Gray & Pape, Inc.

3 comentarios en “La crisis de carreteras y las haciendas de Santa Isabel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.