La caña de azúcar en Santa Isabel

Picadores de caña
Obreros picando caña en Puerto Rico en 1920

Cristóbal Colón trajo la caña de azúcar al Nuevo Mundo desde las Islas Canarias. A Puerto Rico llegó desde Santo Domingo en el 1515, para ser cultivada en las orillas del Río Toa, en la granja experimental de los Reyes Católicos. A Santa Isabel la trajeron los emigrantes extranjeros que llegaron en el siglo XVIII al barrio Coamo Abajo.

En 1548 en Puerto Rico ya existían cientos de trapiches operados por bueyes y mulas o por norias (fuerza del agua o viento) y esclavos.

En Santa Isabel se elaboró mieles en azúcar moscabado y los bocoyes (14 quintales por bocoy o barril) se importaban por las playas del pueblo.

La caña de azúcar siguió siendo el motor de la economía del pueblo después de la invasión norteamericana. Con la llegada de la Aguirre Company la mayoría de las haciendas dejaron de moler caña (con la excepción de Cortada). Durante la década del 1920 a Santa Isabel venían gente de otros pueblos a trabajar en la industria de la caña.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.