Taso Zayas un trabajador de la caña en 1948

En enero de 1948,  Sidney W. Mintz un estudiante norteamericano de antropología, se fue a vivir con Taso Zayas un joven trabajador de la caña de azúcar en una pequeña casita en el barrio Jauca de Santa Isabel.

Sidney desarrolló una fascinación con el azúcar y las vidas de los trabajadores y retrató en un libro las luchas, angustias y desesperación del obrero de la caña.

El libro sobre la vida de Don Taso es una de las  obra más citadas en los estudios de antropología de los Estados Unidos y el Caribe. Una búsqueda en Google bajo «Taso Zayas» muestra más de 6,730 resultados.

«Worker in the Cane: A Puerto Rican Life History» (Trabajador de la caña: La historia de una vida puertorriqueña) Sidney Wilfred Mintz  fue publicada  por W.W. Norton & Co.  (1974)  y la edición en español por Editorial Huracán de Río Piedras  (1988) bajo el título «Taso : trabajador de la caña». El famoso fotógrafo Jack Delano tomó las fotos que aparecen en el libro.

Este libro es considerado un documento social profundo y un testimonio espiritual. En el mismo se cuenta la historia de Don Taso Zayas, su familia, el barrio Jauca, la industria de la caña de azúcar de Puerto Rico en en 1948 y los trabajadores. Es una vívida descripción de los drásticos cambios que tuvieron lugar en Puerto Rico vistos través de la vida de Don Taso.

Don Taso le contó a Sidney su dura infancia, su noviazgo, su matrimonio precoz y su dura lucha para mantener a su familia. Taso habló de sus creencias políticas radicales y de la actividad sindical durante «la época de la depresión» y describe sus penurias cuando estaba en la lista negra a causa de sus convicciones políticas.

Según Sidney, Don Taso amargado por su continua pobreza y por una grave enfermedad se sanó dramáticamente y se convirtió al pentecostalismo.

En los capítulos finales el autor interpreta la experiencia de Don Taso a la luz de los patrones cambiantes de la vida en las zonas rurales de Puerto Rico.

El libro nos retrata como era Santa Isabel en el 1948, las luchas políticas, los personajes y la persecución contra los que pensaban diferente.  Pero también nos presenta un panorama de la vida en Jauca, desde el caminar a pie para venir al cine al pueblo hasta los bailes donde los muchachos enamoraban a la jóvenes.

Esta cita del libro nos retrata la vida de un trabajador en las colonias azucareras de Puerto Rico:

«Todo el tiempo que estuve en el barrio Jauca, sentí como si estuviéramos en una isla, flotando en un mar de caña de azúcar. Mi trabajo allí me llevó al campo con regularidad especialmente, pero no sólo, durante la cosecha (la zafra). En ese momento la mayoría del trabajo se hacía sin máquinas solamente con el esfuerzo humano Las tareas manuales eran cortar la “semilla”, sembrarla, plantarla, cultivarla, propagar los fertilizantes, hacer zanjas, regar, cortar y cargar la caña, que tenía que ser cargada y descargada dos veces.

A veces me quedaba junto a la línea de cortadores de caña, que estaban trabajando en el calor intenso y bajo gran presión, mientras que el capataz  y el mayordomo estaban a sus espaldas montados en su caballo. Si uno ha leído sobre la historia de Puerto Rico y del azúcar, el mugido de los animales, los gritos del mayordomo, los gruñidos de los hombres al abrir campo con sus machetes, el sudor, el polvo, fácilmente le recuerda un época antigua. Sólo faltaba el sonido del látigo».

En 2001 Mintz, donó una colección de más de 6.000 volúmenes de libros, manuscritos, tesis inéditas, periódicos, revistas, colecciones de cartas y artefactos antropológico a la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

El Dr. Sidney W. Mintz, quien también hizo estudios en todo el caribe,  es un profesor emérito de antropología en la Universidad Johns Hopkins.

Fuentes:

Taso: trabajador de la caña / Sidney W. Mintz ; con estudio preliminar, bibliografía y cronología de Francisco A. Scarano, Editorial Huracán, 1988

http://graduados.uprrp.edu/inventio/vol2/briefs.htm

La historia de un pueblo que no se dio por vencido
La historia del Valle del Cemí vol. 1 "La historia del Valle del Cemí: Vol 1, Primeros pobladores".
Adquiéralo en:
Amazon  y en eBay.
Las Farmacias: La Ideal, Mi Farmacia, La Fe y Nova en el pueblo y en Jauca y en la repostería La Piñata.
Para detalles sobre la distribución comuníquese con Hiram Vega en la Urb. Villa del Caribe.

Comentarios

  1. Luis A Rodriguez Gracia (Güiso) dice

    Melvin: Shalom. Si no recuerdo bien, para esa epoca ya el Julian Steward habia hecho las investigaciones (tambien el Jauca — Colonia Capo) y produjo la monumental obra “The People of Puerto Rico” donde “Cañamelar” (Santa Isabel) es uno de sus capítulos. ¡Que buena historia produjo Santa Isabel! Gracias por tu artículo.

  2. Luis A Rodriguez Gracia (Güiso) dice

    Melvin: Shalom. En términos de la Colonia Capo (Destino), mi padre me contó que Santa Isabel produjo personas que tuvieron la inventiva necesaria para echar para adelante la industia del azucar.
    En esos tiempos, las colindancias le los terrenos se marcaban con verjas de alambres de púas y postes de acero que tenían una punta en forma de flecha inverdida, lo cual hacia muy trabajoso poder sacarlas después de enterradas. Don. Pascual Blanco era herrero en la Hacianda Capó (Destino) y en su fragua inventó un “puller” (palanca)lo cual hizo posible la extracción de dicho poste. Para ésa época visitó la hacienda un americano y obsevó como era la máquina inventada por Don Pascual Blanco; el americano se fue… y al poco tiempo la John Deere apareció con un puller” idéntico al de Don Pascual, pero patentizado. Eso se lo contó Don Pascual Blanco a mi padre, yo estaba presente. ¡Cosas veredes Sancho!

  3. Neftali Soto dice

    Melvin. Saludos desde CT. Creo que Pablin Zayas (QEPD) fue uno de los hijos de Don Taso. Dr. Francisco Scarano fue uno de mis profesores y recuerdo el haber mencionado el trabajo de Mintz. Creo que el Dr. Jose Morales tambien hizo trabajo con Don Taso.

  4. Benjamin Torres dice

    Saludos:

    Me gustaria saber que paso finalmente con la familia de Don Taso y si todavia viven en el barrio jauca

  5. Moises Marrero dice

    La Familia de Don Taso todavia vive en el Bo. Jauca, Santa Isabel. El y su esposa Doña Eli fallecieron. Dos de sus hijos murieron Pablo Zayas y Carmen Iris Zayas (fue mi suegra). El resto de los hijos y nietos viven en Jauca todavia.

    Sidney todavia mantiene comunicacion con esta familia y cada vez los visita.

    El Paso de Jauca y la Calle Marginal lleva el nombre de Taso Zayas en su honor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *