Cardenal Luis Aponte Martínez y Santa Isabel

El Cardenal Luis Aponte Martínez fue párroco en la Parroquia Santiago Apóstol, en Santa Isabel de 1953 a 1955 , y los feligreses lo recuerdan con mucho cariño. Martinez fue el primer Cardenal puertorriqueño en la Iglesia Católica del país.

Luis Aponte Martínez, el octavo de una familia de 18 hermanos, nació el 4 de agosto del 1922, en el Barrio La Haya en Lajas, Puerto Rico. Sus padres, Santiago Evangelista Aponte y Rosa María Martínez, ambos fallecidos.

Cursó sus estudios primarios elementales en la escuela pública de Lajas, Luis Muñoz Rivera. La escuela superior la cursó en la Escuela Lola Rodríguez de Tió, en San Germán. Al terminar sus estudios, habiendo recibido el llamado del Señor y sabiendo que su vocación era la vida sacerdotal, el 18 de septiembre de 1940 ingresó en el Seminario de San Ildefonso, con sede en la Calle Cristo del Viejo San Juan, donde comenzó sus estudios sacerdotales. Luego, en el 1944 pasó al “Saint John’s Seminary”, en Brighton, Massachusetts, donde cursó y completó sus estudios filosóficos y teológicos.

Fue ordenado sacerdote el 10 de abril de 1950 en la Iglesia parroquial de San Germán por el Sr. Obispo de Ponce, por aquellos años, Su Excelencia Reverendísima Mons. James E. McManus.

Su primer cargo como neosacerdote fue como asistente en la Parroquia Inmaculado Corazón de María, en Patillas. Posteriormente fue nombrado párroco de la Parroquia San Juan Bautista en Maricao. Luego fue trasladado como párroco a la Parroquia Santiago Apóstol en Santa Isabel; y finalmente, párroco en la Parroquia San José, en Aibonito.

En el 1955 fue nombrado Secretario del Señor Obispo de Ponce, Monseñor McManus, ejerciendo al mismo tiempo funciones como Vice Canciller y Superintendente de Escuelas Católicas de la Diócesis de Ponce, cargos que desempeñó hasta el 1957.

En el 1957 fue destinado como párroco en la Parroquia San José en Aibonito, funciones que combinaba con su cargo de Capellán de la Guardia Nacional de Puerto Rico hasta el 1960, cuando le llegó la designación para Obispo Auxiliar de Ponce.

Carrera episcopal

El 23 de julio de 1960, siendo aún Párroco en Aibonito, Su Santidad, el Papa Juan XXIII, de feliz recordación, lo designó Obispo Auxiliar de la Diócesis de Ponce, con la Sede Titular de Lares en el Asia Menor.

Por segunda vez en la historia de Puerto Rico, un sacerdote natural del país era exaltado a la dignidad Episcopal. El primer Obispo puertorriqueño fue el Dr. Don Juan Alejo de Arizmendi y de la Torre, quien fungió como Obispo de San Juan del 1803 al 1814, cuando falleció.

El 12 de octubre de 1960, recibió la Consagración Episcopal, como Obispo Auxiliar de la Diócesis de Ponce, en la Iglesia Santa María Reina en Ponce, Puerto Rico, de manos del entonces Arzobispo de Nueva York, Su Eminencia Reverendísima Cardenal Francis Spellman. Poco tiempo después fue nombrado Director de la Oficina de Desarrollo de la Universidad Católica de Puerto Rico, y más tarde, fue nombrado Canciller de dicha Universidad.

El 16 de abril de 1963 fue nombrado Obispo Coadjutor con Derecho a Sucesión de la Diócesis de Ponce. El 18 de noviembre de ese mismo año al Mons. James E. McManus presentar la renuncia como Obispo de Ponce, Monseñor Aponte Martínez pasó a ocupar la Sede vacante, instalándose el 22 de febrero de 1964.

El 4 de noviembre de 1964 recibe el nombramiento como Arzobispo Metropolitano de San Juan de Puerto Rico, sucediendo a Su Excelencia Reverendísima Mons. Jaime Pedro Davis, quien fue designado Arzobispo de la Diócesis de Santa Fe, en Nuevo México, Estados Unidos.

El 15 de enero de 1965 tomó posesión del Arzobispado de San Juan, convirtiéndose así en el primer puertorriqueño elevado a esta dignidad.

Cardenalato

Su Santidad Pablo VI, en el Consistorio del 5 de marzo de 1973 lo elevó al Cardenalato, asignándole como Iglesia Titular la de Santa María de la Providencia, en Monte Verde, Roma.

Con esta designación el Cardenal Aponte se convirtió en el primer y único Obispo puertorriqueño que ha sido elevado a esta dignidad.

Cónclaves

Por primera vez un Obispo puertorriqueño, por formar parte del Colegio de Cardenales, tiene derecho a participar en la elección de los Papas. Al Cardenal Aponte le correspondió participar: en agosto del 1978, a la elección del Papa Juan Pablo I; luego, en octubre del mismo año, participar en la elección de Su Santidad Juan Pablo II; y en el mes de abril de 2005, asistió a los funerales del Papa Juan Pablo II, asistió y participó en las ceremonias y preparación de la elección del actual Pontífice, Benedicto XVI, ya que por haber alcanzado la edad de los 80 años no podía participar de la votación para elegir al nuevo Pontífice.

La historia de un pueblo que no se dio por vencido
La historia del Valle del Cemí vol. 1 "La historia del Valle del Cemí: Vol 1, Primeros pobladores".
Adquiéralo en:
Amazon  y en eBay.
Las Farmacias: La Ideal, Mi Farmacia, La Fe y Nova en el pueblo y en Jauca y en la repostería La Piñata.
Para detalles sobre la distribución comuníquese con Hiram Vega en la Urb. Villa del Caribe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *