Fundación de Santa Isabel

Camino Santa Isabel a Coamo 1899.

A través de los años Santa Isabel ha celebrado como fecha de su fundación el 5 de octubre, fecha en que en el 1842 la Junta Pobladora tomó posesión. Como el decreto del Gobernador de Puerto Rico para la fundación del pueblo fue el 19 de noviembre de 1841 algunos historiadores también han usado esa fecha creando confusión. Por ejemplo, Felipe Franer y Soler escribió en un libro publicado en 1883 que Santa Isabel se fundó en el 1841. Sin embargo, en la mayoría de los documentos antiguos se refieren al 1842, fecha de la toma de posesión de la Junta Pobladora, como la fecha de la fundación del pueblo.

Antecedentes
El 28 de abril de 1840 se presentaron ante el alcalde de Coamo, Don José De Zayas y un grupo de vecinos de Coamo Abajo, con el propósito de solicitar del supremo gobierno de Puerto Rico, permiso para fundar un pueblo en el barrio Coamo Abajo. Firma original del líder fundador de Santa Isabel.El grupo de habitantes de Coamo Abajo iba representado por el Sr. Antonio Vélez. El alcalde de Coamo, le informó al grupo, que su representante el Sr. Antonio Vélez, vecino también de Coamo Abajo, tenía que comparecer ante el gobernador y capitán general de la isla, ante el señor Provisor Vicario general del obispado y demás autoridades para que probara si habían verdaderas necesidades espirituales y materiales para la fundación del nuevo pueblo. Consigo debería llevar todos los documentos requeridos: escritos memoriales, y pruebas necesarias.

Componían el grupo de habitantes que solicitaban fundar el nuevo pueblo: Doña Florencia Pacheco, Don José María Colón, Juan José Cabrera, Manuel Bernal, Dámaso Rodríguez, José María Velazco, José María Zayas, José Colón, Claudio de Rivera, Juan José Torres, Rafael Diez, Juan Dumaz Rodríguez, Francisco Nazario, Clemente Rodríguez, Juan José de Zayas Ramírez, Juan de Aponte, José Ramos, Escolástico Burgos, Juan Tomás Rodríguez, Francisco Descartes, Bernardino de Rivera, José Francisco Aponte, José Placido, Ramón Colón, Juan Colón, Antonio Aponte, Antonio Vélez y los terratenientes: Santiago Delpín y Francisco Famanía.

Proponen límites geográficos
El mes siguiente, el 22 de mayo de 1840, Don Antonio Vélez escribió al Gobernador diciéndole: «urge la necesidad de fundar un pueblo para satisfacer las necesidades espirituales y temporales que tenían los habitantes del barrio Coamo Abajo». Indicaba que el barrio estaba localizado a tres leguas de camino de la Villa de Coamo y que había que cruzar el río cinco veces, cosa imposible en tiempo de lluvia. No existía una administración de justicia y los gastos que acarreaba ir a Coamo, al igual que la pérdida de un día de labor, motivaba que en muchas ocasiones los habitantes no hacían uso de la justicia oficial. Por tal motivo no existían garantías, ni seguridad, para los habitantes de este barrio.

Decía en su carta al Gobernador que «existían más de cien contribuyentes en este barrio». Había haciendas de caña, ganaderías y, sobre todo, favorables terrenos para un buen porvenir. También había un puerto dedicado la mayor parte a establecimientos mercantiles, existían dos caños de agua potable en las inmediaciones y pasaba un arroyo a poca distancia.

Los límites geográficos que solicitaba para el nuevo pueblo eran: por el oeste, por donde desemboca el Río Jueyes hasta arriba en el punto que divide a la Villa de Coamo de Salinas, en línea recta a la quebrada llamada «los llanos», sobre el camino que conduce a Juana Díaz hasta el punto que dividía a Coamo de Juana Díaz, de ahí hacia el mar.

Don Antonio también expresó que el pueblo que se segregaría quedaría con un mínimo de 500 vecinos. También hablaba sobre los informes que tenían a su cargo los alcaldes de Juana Díaz, Barranquitas y Aibonito, sobre la erección del nuevo pueblo. Al mismo tiempo informaba que estaban haciendo las diligencias para construir una iglesia, sostener un párroco y demás obligaciones de un pueblo. En la misma carta solicitó que se fundara el pueblo con el nombre de «Coamo Abajo».

Para fundar un pueblo se le exigía a los residentes sufragar los gastos de terrenos para la construcción del nuevo pueblo. Debían comprometerse a proveer la casa del rey y ayuntamiento, la carnicería, el cementerio, la plaza pública, la construcción de la iglesia y la casa del cura, los vasos sagrados, los ornamentos, las vinagreras, campana y todo lo necesario para el divino culto. Además era necesario escuchar declaraciones de personas de otros lugares que testificaran sobre la erección del pueblo.

Objetan los limites territoriales propuestos
En el mes de julio el Gobernador escribe al alcalde de Coamo, diciéndole que no se oponía a que se le concedieran la gracia para fundar un pueblo a los habitantes del barrio Coamo Abajo, pero que la demarcación debía ser por el baño, línea recta al «Escalabrado» jurisdicción que divide a Juana Díaz y de otro baño el nuevo pueblo de Salinas sitio Río Jueyes. Dio como razón que este lugar quedaba en el extremo medio de la Villa y del barrio Coamo Abajo. Indicó también que «tirándose la línea por donde lo había solicitado Don Antonio: la quebrada «los llanos» a buscar el camino real de Ponce, habían muchos vecinos que no querían entrar a pagar contribuciones al nuevo pueblo».

Coamo estaba perdiendo poder y hubo dudas entre las autoridades sobre la separación de las parroquias. En esa Villa se pensaba reparar la iglesia y necesitaban mucho dinero. El alcalde de Coamo quería que los habitantes de este nuevo pueblo además de contribuir para construir su iglesia y otras edificaciones, contribuyeran para reedificar el templo de la Villa de Coamo.

En el año siguiente, luego de pasar una larga enfermedad, Don Antonio Vélez le escribe de nuevo al Gobernador el 19 de mayo de 1841, pidiéndole escuche los testimonios de Juana Díaz y Salinas y se opuso a que se les obligue a contribuir para la reconstrucción de la iglesia de la Villa de Coamo. Vélez, preocupado por la actitud de las autoridades de la Villa sobre la solicitud de fundación, le sugiere al Gobernador que nombre al alcalde de Juana Díaz o al de Salinas, para que recoja toda la información. Más adelante el Gobernador nombró al alcalde Juana Díaz para realizar la tarea necesaria antes de dar el permiso para la fundación del pueblo.

Confirman argumento para fundar el nuevo pueblo

Los testigos tenían que hablar sobre los diferentes requisitos necesarios para la fundación del pueblo. Entre ellos: si los terrenos eran propios para la labor y crianza, si sus montes eran abundantes y si la madera era apropiada para la construcción de casas. También si podían proveer la leña que necesitarían los vecinos, si existían aguas saludables y permanentes cerca del lugar donde se establecería el pueblo, si existen ríos, quebradas y salidas cómodas y si el cielo era hermoso y alegre. Luego de esto se reunirían los solicitantes para saber si ellos estarían dispuestos a sufragar los gastos que acompañaban la erección de un pueblo.

El 28 de mayo de 1841, el gobernador Santiago Méndez Vigo ordenó al alcalde de Juana Díaz realizar las investigaciones correspondientes. El alcalde de Juana Díaz, Don Félix Simón – Pietri, nombró a Don Juan José Rodríguez y a Don Juan de Dios Torres, ambos residentes en Coamo Abajo, como testigos. Rápidamente acudieron donde el apoderado, Don Antonio Vélez, para escuchar sus argumentos.

Casi todos los declarantes coincidieron en lo que nos puede servir de descripción geográfica de Santa Isabel para el 1841. Dijeron que el barrio de Coamo Abajo estaba localizado como a tres leguas de la Villa de Coamo con terrenos llanos, pero firmes. La comunicación con la Villa de Coamo era difícil porque había que cruzar el río cinco veces para llegar allá y en tiempo de lluvia se afectaba la misma. Declararon que los terrenos eran pingües (fértiles) y de buena calidad, que servían para labores agrícolas como para la cría de ganados y que en sus montes abundaban maderas útiles para la construcción de casas como, el Capá, Húcar, Tachuelo, Ausubo, Moca y otras. También afirmaron que existía suficiente leña, que las aguas eran abundantes, claras y limpias y que en la parte oeste donde se encuentra el caserío y pretenden fundar el pueblo, a poca distancia del Río Coamo, se encuentra el caño conocido como Coamo Abajo con agua permanente. También mencionaron la existencia de un caño entre el Río Coamo y el Río Escalabrado, llamado «El Caño Mejias». Que el Río Escalabrado, dividía Coamo Abajo del pueblo de Juana Díaz y que al este estaba el Río Jueyes. También dijeron que era posible encontrar agua en cualquier parte del lugar por medio de pozos, porque el agua estaba a poca profundidad. Aseguraron que los vientos más comunes venían del sureste y el este y que sus entradas y salidas eran cómodas porque existía un piso muy sólido. Para terminar aseguraron que el cielo era hermoso y alegre.

En el mes de junio de ese mismo año terminaron las declaraciones y los vecinos aceptaron las demarcaciones que sugería el Ayuntamiento de la Villa. Luego en reunión todos los vecinos se comprometieron con el representante del gobierno en ese momento, el alcalde de Juana Díaz, a responder con sus propiedades en caso de que fuera necesario para cumplir con las necesidades del pueblo y con lo que el gobierno exigía para su fundación; construcción de la iglesia, plaza, ayuntamiento, etc.

Primer censo de Santa Isabel
En el mes siguiente, julio de 1841, el alcalde de Juana Díaz, Félix Simonpietri, realiza el primer censo de almas y bienes en Coamo Abajo.

Este censo indicó que había para esa fecha: 858 habitantes, 186 padres de familia, 158 madres, 316 hijos, 198 hijas. Había 258 esclavos, 57 padres mulatos libres, 62 madres mulatas libres, ocho hijas y 9 hijos negros libres. La mayor parte de la población la constituían niños de 11 a 20 años, 143 de 21 a 30, 134 personas de 31 a 40, 45 de 21 a 30, 134 personas de 31 a 40, 45 de 41 a 50, 25 de 51 a 60, 7 personas de 61 a 70 y 4 personas de 71 a 80. Casi todas las personas que habitaban el barrio eran labradores. Habían tres carpinteros, dos albañiles, un zapatero, un taonero, un ladrillero y nueve comerciantes. Casi todos eran naturales; pero había cuatro europeos, dos forasteros de América, dos franceses, y 132 africanos. Según este censo casi la mayor parte de la población eran solteros (667), otros casados (123) y viudos (65).

Para ese año de1841, trabajaban cuatro trapiches, tres de hierro y uno de madera. El café ocupaba una parte importantísima en la producción de este barrio; que se componía de cien casas y 50 bohíos. Las haciendas producían azúcar (que constituía el producto de mayor producción en el barrio), y también melao y ron; había un alambique. Existía una fábrica de ladrillos y tejas.

Los limites del nuevo pueblo
El 18 de noviembre de 1841, escriben al gobernador Méndez Vigo, informándole que los vecinos del barrio Coamo Abajo han probado que tienen necesidad de fundar un pueblo y que han cumplido con todos los requisitos que mandan las leyes de las Indias, que se han comprometido a comprar los terrenos y los égidos y mantener la iglesia católica y hacer todas las construcciones necesarias. Por lo tanto, se le recomendaba al Gobernador que ordenara a los solicitantes que contrataran a un agrimensor titulado para que hiciera un plano del área que iba a tener el nuevo pueblo de Coamo Abajo y otro plano con el centro del pueblo y los lugares donde iban a construir las edificaciones exigidas por las leyes. En caso de no encontrar el agrimensor sugirieron que fuera el propio gobernador quien lo nombrara.

El 19 de noviembre de 1841, el Gobernador Méndez Vigo aprueba por decreto la fundación del nuevo pueblo de Coamo Abajo.

Durante todo este tiempo el Gobernador continúa recibiendo cartas para que ordene que el croquis del plano sea hecho por las líneas de demarcación que sugirió el alcalde de Coamo y no donde la pedían los solicitantes.

Al mismo tiempo comenzaban las conjeturas de quién iba a ser el primer Capitán poblador, que debía de elegir los solicitantes del barrio Coamo Abajo. A principios de enero de 1842, el alcalde de Ponce Rafael de Sevilla le escribe a Méndez Vigo, sugiriéndole personas para Capitán Poblador: primero José María Colón, segundo Don Francisco Famanía, tercero Don Juan José Cabrera, comerciante y residente, al igual que los demás en este barrio.

En el mes de diciembre de 1841 Méndez Vigo cita a los alcaldes de Juana Díaz, Salinas y Coamo para la demarcación del área del nuevo pueblo.

Plano realizado por el agrimensor francés  Francisco Descartes.El 10 de diciembre se nombra un vecino del barrio: Don Francisco Descartes, francés, agrimensor titulado, para que prepare los planos del nuevo pueblo. Al otro día parten a caballo los alcaldes de los pueblos vecinos con Don Francisco Descartes y acordaron que él diera comienzo al deslinde del terreno desde la parte donde salía la quebrada conocida como «El Baño» hasta salir al camino real de Coamo y Salinas, colocando en el lugar una señal visible y de ahí siguiendo hasta llegar al paso al Río Jueyes y de ahí hasta el mar. Por la parte poniente desde el mismo baño, hasta el Río Escalabrado en cuya salida fijarían otra señal y luego hasta el mar.

Después de ésto se reunió a todos los habitantes de este sector y se les informó de lo acontecido, a la misma vez que el comisionado les recordaba sus nuevas responsabilidades como pueblo. En esa misma reunión los habitantes del barrio decidieron elegir ocho vecinos para que los representasen en todo. Resultaron con la mayor pluralidad de votos: Don Agustín Colón, Don Francisco Javier Colón, Don José Alomar, Don Pedro Delpín, Ventura Rodríguez, Manuel Bernal y José María Colón, los cuales encontrándose en la concurrencia aceptaron gustosamente. Esta histórica asamblea del 9 al 13 de diciembre de 1841 marca un principio de nuestra historia.

Santa Isabel y los baños de Coamo

En la actualidad el límite territorial de Santa Isabel por el norte es la Colonia Useras. La ley núm. 86 de 1945 le dio carácter oficial al mapa de límites territoriales que aprobó la Asamblea Municipal y se establecieron allí las colindancias del pueblo. Sin embargo, de acuerdo a los documentos de la fundación del pueblo el limite territorial por el norte eran los baños de Coamo.

Baños de Coamo 1900Desde el tiempo de la colonización se conocía el valor de las aguas termales de Coamo Abajo. Éstas cobraron mayor importancia cuando el Gobernador Muesas, adolorido por las enfermedades, llegó a los baños para probar si era cierto que las aguas curaban ciertas enfermedades. Al sanar Muesas, los baños volvieron a aumentar la fama que tenían desde la época en que aldeas indígenas poblaban sus alrededores.

En el 1797, cuando ya existían haciendas en nuestro pueblo, André Pierre Ledrú llega con una comisión de sabios franceses a estudiar la historia natural, el clima, el suelo, la población, agricultura, comercio, carácter y costumbres de los habitantes de la isla.

Ledrú se refirió a Coamo Abajo de la siguiente forma:

«Coamo Abajo, que está a la desembocadura del río de su nombre, es célebre en la Isla por su fuente de aguas minerales, cuya temperatura se eleva hasta 28 ojo del termómetro de Farenheit y de las que se desprende un olor sulforoso que se disipa al instante. Bebidas estas aguas en gran cantidad, sirven contra la supresión del menstruo, las dificultades de la orina y las obstrucciones del bajo vientre. Si el local permitiese el establecimiento de una casa de baños, podrían emplearse estas aguas para la curación para las parálisis recientes, los reumatismos y todas las enfermedades producidas por la condensación de la linfa y hasta para debilidades del sistema nervioso».

En el calce de la página el traductor del libro publicado por primera vez en el 1863, Don Julio L. de Vizcarrondo, escribió:

«Coamo Abajo se declaró pueblo en el 1841 (año en el cual el gobernador autorizó la fundación del pueblo) con el nombre de Santa Isabel de Coamo. Su población es de 2,145 almas (1863). Las fuentes de aguas minerales a que se refiere el autor se han utilizado para el establecimiento de una casa de baños de efectos tan maravillosos que constantemente acuden allí enfermos de dentro y fuera de la isla a recuperar su salud. Su actual dueño, D. José Usera acaba de mostrarlo de una manera tal que lo pone a la altura de los mejores de su clase» .

En el legajo 65, que existe en el Archivo General de Puerto Rico, el agrimensor titulado Don Francisco Descartes, describe los límites del nuevo pueblo de Santa Isabel. La descripción fue firmada el 24 de diciembre de 1841.

Dice este documento:

«Se midieron treinta y dos cuerdas con cincuenta y cuatro y tres cuartas varas al chorro del propio baño caliente: de aquí, línea recta al oeste».

Donan los terrenos para establecer el centro del pueblo

Al poco tiempo los vecinos seleccionados son invitados para que señalaran el sitio donde se haría el pueblo y donde se construiría la plaza y otras edificaciones. Después de meditar sobre el asunto decidieron la ubicación para construir la plaza y otros edificios.  Por una casualidad los terrenos escogidos para establecer el centro del pueblo pertenecían al alcalde de la Villa de Coamo, Don José de Zayas. Al comunicarse con el alcalde de la Villa, éste accedió a cederles gratuitamente las diez y seis cuerdas de terreno para fundar el pueblo de Coamo Abajo. Más tarde el agrimensor titulado Francisco Descartes terminó el plano original del pueblo de Coamo Abajo.

Planos y presupuesto de construcción
Para acelerar los planes de construcción propusieron a dos habitantes del barrio para llevar a cabo las construcciones, los maestros carpinteros: Manuel Purnier y José María Roman, quienes también aceptaron a ceder su trabajo voluntariamente. Faltaba, entre otras cosas, cinco personas que firmaran una hipoteca con el gobierno, poniendo para ello sus fincas y que no bajara el montante de nueve mil quinientos treinta y cuatro pesos y dos reales. Además faltaba la formación de planos y presupuesto para las edificaciones.

Para el 23 de diciembre del mismo año, los maestros carpinteros tenían preparados los planos y el presupuesto. Al otro día Don Francisco Descartes entregó los planos del pueblo.

Los encargados de estas construcciones fueron dos personas, que aunque no sabían escribir, sabían lo que era construir: Don Manuel Furnier que había nacido en Santo Domingo y José María Román, natural de esta isla.

Ellos prepararon el siguiente presupuesto.

Iglesia …………………………………. 4,413.6
Casa del Ayuntamiento ……………….. 1,883.4

La Casa del Rey ………………………. 1,800.2
Casa del cura ………………………….. 1,063.7

Carnicería ……………………………… 461.2
Total …………………………………. 9,534.5

Hipotecan sus propiedades

Por fin, el momento llegó y el 15 de enero de 1842 se reúne al pueblo para entregarle las escrituras como fianza para establecer e1 nuevo pueblo. Don Manuel Bernal y Don Vicente Colón, fueron los vecinos que prestaron la fianza hipotecando sus propiedades con el gobierno para que se fundara Santa Isabel.

Nombramiento del primer alcalde

jose-maria-colon.jpgEl cuatro de febrero de 1842 Don Andrés Corsino, alcalde de Juana Díaz, escribe al Gobernador sugiriéndole candidatos para Capitán Poblador. En primer lugar José María Colón, segundo Francisco Famanía, tercero Juan José Cabrera. Recomendaba en especial a José María Colón que había sido alcalde, Síndico y demás empleos públicos en Cayey, en la Villa de Coamo y en Aibonito, y que era un hombre de confianza.

El nueve de marzo de 1842, el Gobernador nombra a José María Colón, Capitán Poblador del nuevo pueblo. Para el mes de julio está en plena acción el nuevo Capitán Poblador. El 6 de agosto de 1842 Don José María Colón pide permiso para hacer el reparto entre los vecinos.

Los dueños de terrenos

El 7 de junio de 1842 se hicieron las mensuras que ordenaba el gobierno indicando los terratenientes que existían en Santa Isabel.

Estos eran:

Pedro Juan Capó, Francisco Gil Capó, Francisco Famanía, Santiago Delpín, Agustín Colón, Juan José Mateo, Vicente Colón, Ramón de Santiago, Pedro Pablo Arizmendi, Ventura Rodríguez, José Colón Padres, Francisco Fabián Colón y Pedro Obregón. (Legajo 64)

Es interesante observar que la familia Mallorquín de apellido Alomar que una década después manejaban exitosamente la hacienda Santa Isabel en el 1841, ni Antonio Vélez que también tuvo terrenos en el pueblo no aparecieron en esta lista como terratenientes del nuevo pueblo.

Instalan Junta Pobladora y eligen el Secretario
El cinco de Octubre de mil ochocientos cuarenta y dos se realizó la ceremonia de toma de juramento de la Junta de vecinos.

Asistieron el señor Capitán Poblador, presidente de la Junta y primer alcalde Don José María Colón; el señor Sargento Mayor de las Milicias Urbanas, Don Vicente Colón y Pacheco; el Síndico Procurador del Común, Don José Plácido Ramón Colón; y los Vocales: Don Juan José Cabrera, Don Gaspar Alomar y Don Francisco Famanía.

Los nuevos líderes del pueblo realizaron el juramento de estilo prometiendo ser fiel y constante a la Reina Doña Isabel Segunda, obediente a su Gobierno y leyes, y «mirar con el mayor odio» a cuantos puedan entorpecer el respeto que se debe a su Real persona y Autoridades subalternas, como cumplimentar los preceptos de la Santa Religión oficial (Católica).

Concluido este acto ocuparon cada uno el asiento que les correspondía quedando así constituida la Junta de este pueblo. Inmediatamente el Sr. Capitán Poblador, Don José María Colón, tomó la palabra y les dijo a todos los presentes que creía importante el nombramiento de un individuo que desempeñe las funciones de Secretario de la Junta para que los acuerdos tengan aquella solidez que exigían las disposiciones superiores. Indicó que este puesto debe ser ocupado por una persona con los conocimientos necesarios y que podía ser un empleado asalario o bien, interinamente, uno de los miembros de la Junta.

Se propuso recomendar al Gobernador un arbitrio para sufragar el salario de este puesto. Después de escuchar las razones vertidas por el Sr. Capitán Poblador, tanto el Caballero Síndico del Común como los demás Concejales, reconocieron la legalidad de este fundamento y acordaron proceder al nombramiento por votación de un Secretario interino entre los Concejales de esta Junta resultando electo Don Juan José Cabrera.

Cabrera reconoció que había transcurrido un corto tiempo desde la instalación de este pueblo y que se hacía indispensable asegurar el salario que debe asignársele a este puesto, por medio de un arbitrio que se proponga al Gobernador lo cual todavía estaba en planes. Por eso se prestó gustosamente a asumir la posición gratuitamente.

49 comentarios en “Fundación de Santa Isabel”

  1. Realmente me siento muy honrado que mis antecesores tengan que ver con la Historia y desarrollo de mi bello pueblo de Santa Isabel.

  2. Aunque lejos hoy estoy de mi Pueblo Santa Isabel, muy orgullosa me siento de l y ms orgullosa me siento de esta persona el como el seor Melvin Rivera q. siempre tiene en su agenda escribir los datos historicos de nuestro pueblo.

    Mis bendiciones para el seor Melvin Rivera

  3. As a Salinensa who spend most of my early years in Santa Isabel, I feel so honor to be able to read the writings in your blogs. I admire the history you so generously research for many of us to enjoy. Congratulations for a great site to visit. It’s certainly a home away from home. En-hora buena!

  4. Ya era hora de que reconocieran los bellos atributos de este pueblo sureno del que tan poco se sabe, y para orgullo de todos los santaisabelinos. Buen trabajo, Sr. Melvin Rivera!

  5. Me gustaria saber sobre al trasfondo historico de Santa Isabel

    Gracias, en ofrecernos tan valiosa imformacion sobre
    mi pueblo.

    30 de septiembre de 2008 11:36 am

  6. Siempre he vivido orgullos de ser Santa Isabelino , un humilde pueblo donde aprendi a valorar lo que es ser Puertorriqueo. Me siento sumamente orgulloso que tengamos una pagina donde todo el mundo pueda deleitarse y aprender de nuestras fundacion como pueblo y nuestras raices. Gracias al Seor Rivera Vazquez por el esmero de preparar tan importante informacion de mi pueblo.

  7. Sr. Melvin Rivera,

    Saludos. En Octubre de 1976, como estudiante de Dcimo grado escuch una charla suya sobre la fundacin de nuestro pueblo. Fu en el saln de la Sra. Delpn, quien lo invit a usted para que nos hablara de nuestras races como pueblo. Aquella fu una hora que disfrut y que recuerdo mucho.

    Saba que haba escuchado que Los Baos de Coamo pertenecieron una vez a Santa Isabel, pero no recordaba si haba sido por usted o por Don Julio Molina (QEPD) en uno de sus escritos en la revista El Cem. Ahora que leo este artculo sobre nuestra fundacin, corroboro ese dato y que me lleg de usted.

    Tal vez sigan siendo nuestros, tal vez no, pero de lo que s estoy seguro es de que sera un buen tema de conversacin y de investigacin. Gracias por ayudarnos a mantener nuestro orgullo Santaisabelino.

  8. Francisco

    Qu alegra que ests visitndonos! Ni me acordaba de esa conferencia que dict hace 22 aos.

    La verdad es que todava falta mucho que investigar.

    Con Don Julio Molina publicamos mucho de la historia en la revista El Cem en la dcada del setenta pero todava sigo encontrando nuevas informaciones que aclaran cosas que no sabamos.

    Sigue visitndonos.

  9. Dr. Luis G. Rodrguez Medina

    Excelente trabajo. Aunque yo no nac en Santa Isabel, mi padre y toda su familia naci aqu. Mi padre fue Buenaventura Rodrguez Gracia hijo de Buenaventura Rodrguez Dros y Soledad Gracia Zayas. Este ultimo fue alcalde de Santa Isabel en las decadas del 20 y 30. Su hermano, Manuel Nestor, tambin fue alcalde desde el 1914 al 1920. El padre de estos Manuel R. Rodrguez fue alcalde para el 1897. Por mi abuela Soledad, su padre Guillermo Gracia Vlez fu maestro rural de Felicia. El abuelo de este fu Don Antonio Vlez, apoderado de los vecinos en la fundacin del pueblo y su bisabuelo, Don Jos Mara Coln el Capitn Poblador. Muchos otros antepasados fueron alcaldes, regidores, escribanos, no tan solo de Santa Isabel sino tambin de Coamo, Juana Diaz, Vega Alta,Manat, Toa Baja, San Juan, etc. Esta familia aport grandemente a la historia no tan solo de Santa Isabel sino de todo Puerto Rico.

  10. SALUDOS Y ME ALEGRO ESTAR EN ESTAGRAN PAGIN HISTORIA DE DONDE NACI GRACIAS A USTEDES POR SATISFACER NUESTRO APETITO DE CONOSER MAS NUESTRO PUEBLO DONDE TAMBIEN NACIERON NUESTROS PADRES Y NUESTROS HIJOS LOS INVITO A QUE PASEN POR MI PAGE TAMBIEN YA QUE TENGO UN GRUPO DE HIJS DE SANTA ISABEL Y QUE MEJOR QUE USTEDES HIJOS E HISTORIADORES DE NUESTRO PUEBLO GRACIAS LOS ESPERO http://WWW.RINCONCRIOLLO.NING.COM

  11. SALUDOS S MELVIN RIVERA DEVE5RAS NO SE QUIEN ES PERO LE PIDO PERMISO PARA PONER SU SITE EN MI PAGINA ADEMAS DE DARLO A CONOSER POR FCEBOK QUIERO QUE TODOS CONOSCAN NUESTRO PUEBLO SALUDOS ATT BUDDPR(LUIS A PEREZ COLON)

  12. Me gustaria comunicarme con el Dr. Luis G. Rodriguez Medina, pues aparentemente somo primos. Mi Abuela materna se llamaba Sensa Rodriguez de Alomar (casada con uno de los hijos de Mr. Pedro Maria Alomar)y era hija de Buenaventura Rodriguez Dros y una senora que me parece se llamaba Julia Rodriguez.

    Me gustaria saber si el Dr. Rodriguez tiene mas informacion al respecto.

    Anthony.Carrion@skanska.com

    Gracias

  13. Hola a todos. Tambien soy orgulloso de ser santaisabelino. Encuentro tu pagina muy interesante y educativa. Quisiera compartir contigo y demas personas un tema que me ha eludido por decadas. Cuando era estudiante de el Colegio de Cayey en los 80′, tuve acceso a informacion sobre un cuadro donado al pueblo de Santa Isabel por la reina de Hungria (Santa Isabel de Hungria)alrededor de 1845-46. Esto fue una iniciativa por los fundadores del pueblo y costumbre de la era. Dicho cuadro fue pintado por Goya (o Velasquez). Creo que todavia existe la carta de los fundadores con la peticion oficial en los archivos nacionales (esto es si lo han preservado como Dios manda). El cuadro era mantenido en la iglesia Catolica lo cual nos lleva a una parte bochornosa de nuestra historia. Con la llegada de los americanos y su religion, muchos boricuas abandonaron a al iglesia Catolica por la nueva(s)creencia(s). Al ocurrir estas nuevas tendencias religiosas, muchas obras de arte que se encontraban en las iglesias catolicas de los pueblos desaparecio (te acuerdas porque le decian «Los Pendejos de Cidra?»). Sin tomar encuenta el valor monetario actual del supuesto cuadro donado al pueblo de Santa Isabel (20-50 millones en dolares), lo importante es poder establecer que el suceso fue real y basado en documentos que apoyen la validez legal. Quizas alguna persona tenga el tiempo para poder realizar dicha busqueda (Hungria y Espana mantienen excelentes archivos nacionales). Quedo con ustedes hasta la proxima.

  14. Edmundo

    Esta es la primera vez que conozco una información sobre este cuadro. Desde la década del 70 estoy urgando en el Archivo General Histórico de Puerto Rico. Tuve el privilegio de ser el primero en publicar la historia de de la fundación del pueblo porqué encontré estos legajos en 1973 en el archivo, pero nunca encontré nada sobre un cuadro. También publique la historia de la Iglesia Católica de Santa Isabel y nunca encontré algo similar.

    Tus datos me parece interesantes. ¿De dónde los obtuviste?

  15. Dr. Luis G. Rodriguez Medina

    Al Dr. Antonio Carrion Alomar: Me trate de comunicar por la direccion electronica que pusistes en el mensaje anterior pero me parece que no llego el mensaje. Mi direccion electronica es li_rodrig@hotmail.com. Efectivamente tu abuela Sensa era medio hermana de mi papa. Por favor escribeme. Saludos, Luis

  16. Lcda. Rita Rodríguez-Falciani

    Excelente trabajo. Soy nieta de Buenaventura Rodriguez Dros. Mi padre era su hijo, Manuel Guillermo Rodríguez Gracias. Mi recuerdo más lejano de Santa Isabel fue la Panadería que pertenecía a mi abuelo. Producía el mejor pan y se hacía con leña. También recuerdo el balcón de la casa, con una gran jaula con «parakeets» de todos los colores. Los nidos eran higueras. Soy sobrina de Isabel Rodríguez Gracia, a quien todos conocieron como Belí y prima de Luis Adolfo Rodríguez (Wiso). Le felicito por la página pues está excelente y muy informativa. Aunque nunca viví allí, recuerdo los viajes todos los fines de semana, por la Piquiña..con mucha nostalgia. Resulta que después de mucho tiempo ahora tengo varias amistades en el Pueblo…..las raíces llaman, no hay duda….!!!

  17. Estimada Rita

    Conocí a tu abuelo, a Belí y soy muy buen amigo de Wiso. Tengo algunas fotos de Don Buenaventura que publicaré muy pronto. También publicaré una entrevista que le hice para el periódico de la escuela John F. Kennedy cuando yo tenía 15 años y dirigía el periodiquito de ese plantel. Don Buenaventura fue uno de los alcaldes con más contribuciones al pueblo de Santa Isabel entre ellas la plaza con la famosa glorieta que todavía muchos añoran y el edificio de la alcaldía que en este momento están renovando. Mi abuelo fue panadero en la panadería de tu abuelo y de niño traía a mi casa ese pan delicioso del que hablas.

  18. siendo hijo de mi pueblo querido santa isabel estoy orgulloso de ser santaisabelino de corazon me alegro conocer de nuestra historia y llevarla por la red a todos nuestros compueblanos que no la habian conocido felicito a el sr mervin rivera velazques por la importancia de esta inf muchas gracias…

  19. Estaba haciendo un informe para la escuela acerca de Santa isabel.
    graxxxxxxx por blokear las fotos para que nadie las coja. Ahora no c de donde las obtendre.

  20. Historia de Santa Isabel que guardo con mucho amor por que era de mi padre, tengo mucha, pero preste 4 fotos antiguas y nunca me las devolvieron. Que paso

  21. Luis Güiso Rodriguez Gracia

    Saludos Melvin. Leyendo los comentarios en ésta página me alegra que dos primos míos participaran en los mismos. A petición te puedo enviar mas información sobre mi familia. Al Dr. Antonio Carrión Alomar (también de mi familia) aclaro que el el nombre de pila de su abuela es Doña Julia Bonilla (QEPD). Puede comunicarse con el Sr. Angel B. Torres Luna, quien tiene mas información al respecto. Gracias… Güiso.

  22. Juana Maria Diaz Rodriguez

    Mi madre, Zenaida Rodriguez Velazquez, era hija de Gustavo Rodriguez Dros y sobrina de Buenaventura Rodriguez Dros. Gustavo, mi abuelo, se fue a vivir a Cuba con su esposa o pareja, Juana Velazquez Colon. Ella tambien era de Puerto Rico – tal vez de Santa Isabel o Coamo. Mi madre nacio en el 1914. No estamos seguro si ella nacio en Cuba o en Puerto Rico, pero esta inscrita en Cuba. Ella fallecio en el 1995, en San Juan, Puerto Rico. No conocemos mucho de la familia Rodriguez-Dros ya que mis abuelos murieron muy jovenes en Cuba y mi madre, Zenaida, fue criada por una familia cubana desde que tenia 8 anos.
    Conocemos mucho menos de la familia Colon. Mi madre toda una vida quiso ver una foto de su madre o saber algo de ella pero eso nunca fue posible. Al poco tiempo de vivir en Puerto Rico mi mama se entero de la muerte de su tio a traves de los obituarios. Se comunico con la casa funeraria y alguien de la familia Rodriguez se comunico con ella. Desafortunadamente, la familia de Puerto Rico aparentemente no estaba interesada en establecer una relacion con ella en aquel entonces. Mi madre tubo 3 hijos. Roberto Diaz Rodriguez, el cual murio en el 2005; Dr. Zenaida Diaz Rodriguez, la cual todavia vive en Puerto Rico y tiene su practica medica en Hato Rey, Puerto Rico, y yo, la menor, Juana Maria Diaz Rodriguez. Yo vivo en Virginia desde el 1977 y trabajo para el Condado de Fairfax. No he tenido la oportunidad de leer el articulo de la fundacion de Santa Isabel, pero lo voy a hacer inmediatamente luego que termine esta nota. Me interesaria saber mas de la historia de l familia de mi madre (mi famiia tambien) ya que ella trato y nunca tuvo exito.

  23. Luis (Güiso) Rodriguez Gracia

    Melvin: Referente a la panadería de mi abuelo Buenaventura Rodríguez Dros: la misma se llamaba Panadería el Siglo XX. El pan se hacía con harina de alta calidad y se confeccionaba a mano, después de la revolvedora y el torno, sobre una pieza de piedra de pizarra negra. Después de hecho sin cocer, antes de meterlo en el horno se le daba un corte con una navajita y en el mismo se colocaba una ramita de hoja de palma, esta le proporcionaba un sabor exquisito. La panadería tenía dos hornos de ladrillos y loza los cuales de colocaban con arena. Dichos hornos se calentaban con leña la cuál era traída desde distintos lugares en especial de Collores de Juana Díaz; estos hornos nunca se enfriaban. Recuerdo que para una época se llevaban a cabo «black outs» (donde todo tenía que estar a oscuras), la policía multaba al abuelo porque la leña de los hornos iluminaba mucho (claro, por necesidad los mismos no se podían apagar). La libra de pan se envolvía en papel de seda y muchas veces me tocó poner el sello a los mismos; dicho pan costaba .08¢ la media libra y .16 ¢ la libra. También se confeccionaba pan de 1/4 de libra (parecido al pan de San Antonio) y con .05¢ obteníamos el famoso 3 y 2 (tres de pan y dos de mantequilla de lata untada con una paleta). El pan que se hace ahora no es igual ni sabe igua, tampoco tiene la misma apariencia. Recuerdo que tu abuelo también repartía pan en un carretón por todo el pueblo y era por encargo, ya de madrugada el pan estaba en nuestras casas. Tu migo Güiso

  24. La panadería de la calle Coamo (donde ahora existe un Restaurante chino) cerca de la escuela Brumbaught tiene una gran historia. Gracias por compartirla. ¿No tienes alguna foto de la panadería?

    Habían dos panaderías antiguas, la de calle Ponce frente al antiguo edificio de la AFF (que desapareció primero) y la de la calle Coamo. Mi abuelo Santiago Velázquez traía pan de esa panadería, donde trabajaba, todas las noches. El de la familia lo preparaban con mantequilla y fueron los primeros «empaches» de pan que tuve como niño.

    Tu abuelo Don Buenaventura Rodríguez, que también fue alcalde Santa Isabel, hizo muchas grandes obras que la gente desconoce. Ahora que se está remodelado la alcaldía me gustaría escribir su biografía. El construyó la alcaldía y la plaza más famosa del pueblo (la de la glorieta). MI primer escrito sobre la historia del pueblo fue en 1965 cuando dirigía el periodiquito de la escuela John F. Kennedy «El heraldo estudiantil» que hacíamos en un mimeógrafo. Allí publiqué una breve entrevista que le hice en tu casa al lado de la gigantesca jaula de pitirres que ustedes tenían. Tengo copia de la misma. Si me ayudas con más datos, para escribir algo más amplio, te lo agradeceré. Tengo alguna foto de él que hace años me copiaste. También tu tatarabuelo fue alcalde pero no tengo datos ni fotos de él.

  25. Dr. Luis G. Rodriguez Medina

    A Juana María Díaz Rodríguez: En realidad mi abuelo Buenaventura era primo hermano de su abuelo Gustavo Adolfo. Mi abuelo era hijo de Manuel Ramón e Isabel Drós y el suyo, de Ramón María y María del Rosario Drós. Eran dos hermanos casados con dos hermanas. Conocí a Zenaida, su hermana, en dos ocasiónes pero desgraciadamente no nos hemos vuelto a ver. Cuando nos vimos la primera vez le obsequié copia del certificado de bautismo de su abuelo Gustavo. El año pasado estuve en un crucero donde estaba un hermano del esposo de ella.
    A Guiso: me alegra ver que estas escribiendo en este blog. Espero te encuentres bien. Un abrazo, tu primo
    A Melvin: En lo que te pueda ayudar sobre la familia estoy a tus ordenes. Como sabes tengo mucha información genealógica sobre esta que está a tus ordenes. Luis

  26. Luis

    Que bueno saber tanto de tu familia. Quisiera escribir una nota de Don Buenaventura, El primer artículo que escribí sobre historia de Santa Isabel fue cuando estaba en la Escuela Superior John F. Kennedy y dirigí el periodiquito de la escuela (1965-66). Le hice una entrevista a D Buenaventura en su casa. Desde ese día disfruto investigar y escribir. Tengo copia de la entrevista, algo sencillo y breve. También tengo una foto de un afiche de su campaña para alcalde (gracias a Güiso Rodriguez).

  27. Dr. Luis G. Rodriguez Medina

    Melvin: Me gustaría ver la entrevista que le hiciste a mi abuelo. Quizás podamos reunirnos un día de estos y si Guiso y Rita quisieran estar sería bueno para hablar de todas estas cosas. Este blog es una cosa maravillosa para el pueblo y te vuelvo a felicitar por todo tu trabajo en el. Saludos, Luis

  28. Luis A Rodriguez Gracia (Güiso)

    A Luis G. Rodríguez Medina (Pucho). ¡Saludos primo! Gracias por el conocimiento de la historia de nuestra familia. Estoy escribiendo mis memorias, ya llevo como 40 cuartillas. Me interesaria saber en tormo a la Sra. Margarita Alomar, la cuál papi Vir le llamaba tía Margarita y de la Sra. Belén Alomar, esposa del Sr. Juanito Idoy (personas ya fallecidas)ellas me querían mucho, yo les pedía la bendición.

  29. Dr. Luis G. Rodriguez Medina

    Para Luis A. Rodríguez Gracia, Guiso. No tengo idea quienes son. En el Censo de 1920 encuentro en Jauca a Margarita Alomar (hija de Eusebio Alomar 72 años y Angela Moret de 76 años en el Censo de 1910) de 46 años casada con Victor Godinó con hijos, Guillermo, Sixto, Pedro y Eusebio. En el pueblo estaban Juan Idoy de 45 años casado con Belén Alomar de 37 viviendo con su suegra Fermina Idoy . Me imagino que tío Vir le decía tíos a mucha gente. Escríbeme a mi e-mail li_rodrig@hotmail.com Tu primo, Pucho

  30. Me alegra haber encontrado este Blog (pues ya he participado en otros) He encontrado mas informacion sobre Juan Jose Cabrera, pues solo lo conocia por su nombre…El fue el padre de Lorenzo Cabrera, padre de mi tatarabuelo Juan Cabrera, padre de mi bisabuelo Pedro Cabrera Alomar…La madre de Pedro lo fue Margarita Alomar, pero no es la misma Margarita que menciona el Dr. Luis G, Rodriguez, porque los padres no son los mismos padres de mi bisabuela….Pero como dije anteriormente, he encontrado aqui mas informacion de Juan Jose Cabrera que en niguna otra parte….Se preguntaran porque mi nombre Felix Alomar y no llevo el Cabrera….yo tambien me hice la misma pregunta,…en los Census del 1910,1920 y 1930 mi bisabuelo Pedro aparece como Pedro Alomar Cabrera, creo que eso fue error de los americanos que acostumbran a poner el nombre de la madre (maiden name) en el medio..y asi siguieron con los apellidos….Las parroquias tambien son muy buenos para encontrar informacion…

    La historia de Santa Isabel es única y gracias a Melvin que comparte con nosotros parte de su historia…

    Att.
    Felix Alomar

  31. Melvin Rivera Velázquez

    Félix

    Te contesté todo lo que se sobre los Cabrera en la nota cuyo enlace incluyo abajo: ¿No sabes de alguien que tenga una foto de Juan José Cabrera?

    El año pasado descubrí en EE UU tres tarjetas postales con fotos de la Hacienda Florida que pertenecía a los Cabrera. Las fotos fueron regaladas a una Universidad en el norte-centro de la Florida. Nunca he tenido el tiempo de ir allá a verlas.

    https://www.santaisabelpr.com/premian-azucar-de-hacienda-santa-isabel/

  32. Gracias Melvin,La única referencia que tuve de Cabrera fue por mi difunto Padre que una vez me lo menciono….silly me que no le crei, pensé que eso era creencias de los viejos que se inventaban las historias y para sorpresa mía, investigando my genealogia Alomar, encuentro el Acta de difución de Pedro (mi bisabuelo) y esta escrito «Pedro Cabrera Alomar», entonces, hace unas semanas atráz hize el viaje a Santa Isabel e hice una parada en la parroquia Santiago Apostol, en donde, despues de consultar los índices y pedir permiso al Párroco, logre afirmar todo ésto de los Cabreras y Alomares, tremenda sorpresa que me llevé…Es entonces por la cual durante casi 4 generaciones que pensábamos que eramos solo «Alomar» que nunca se nos ocurrió investigar si el supuesto «mito» era verdad o nó, por consiguiente, son tan pocos los familiares de mi padre que conosco (solo una hermana y 3 primos) que es imposible, diria yo, de encontrar una foto u otra referencia a los Cabreras que no sea la que ya encontré en las Actas de bautismo y de defusion.

    En diciembre del 2007 me habia llegado a Santa Isabel para visitar la hacienda Alomar pero en esos momentos estaba solo de turistas y no de investigador de genealogia….jeje….

    En fin, le he cojido tanto cariño a Santa Isabel, sus cielos claros, su sereno mar caribe, y su cielo estrellado en las noches que a veces quiero irme a vivir hayá….jejeje….

    Felix Alomar

    P.D….By the way, si me pregunta si me voy a cambiar mi apellido a Cabrera le diré de antemano que ya no, estoy muy tarde para ello, pero la historia y la genealogia de seguro la seguiré compartiendo con mis futuras generaciones, por eso le ruego que si encuentra alguna foto o informacion que pueda compartir conmigo y/o con todo el lector del blog, sería una bendicion..Gracias!

  33. Los ancestros de mi esposa y mis nietas(hawaianas) por el lado de mi suegra la Sra Nereida Blanco de Jesus son de Santa Isabel y me gustaria tener una copia de estas fotos y de la informacion sobre el origen del Pueblo.

    Para mi sorpresa encontre el nombre tambien de un posible pariente el primer alcalde Don Andres Corcino posible acendiente de Doña Maria Bonet Corsino mi bisabuela paterna.

    Agradecere infinitamente la informacion que me puedan facilitar para mis investigaciones genealogicas.

    Fraternalmente

    Jose Angel Perez Lopez y
    Neritza Concepcion Blanco

  34. Luis A. (Güiso) Rodríguez Gracia

    Para José Pérez: La información que solicita puede que la encuentre en la Colección Puertorriqueña de la Biblioteca Encarnación Valdés de la PUCPR en Ponce. Conocí a la Sra. Braze Camacho de Zouza, es esos años presidenta de la organización que eagupa a los puertorriqueños en Hawaii y/o sus descendientes; ella dejó en la Biblioteca una publicación sobre los puertorriqueños en Hawaii, que contenía nombres y algunos datos.
    Cordialmente; LARG

  35. Han echo un trabajo excelente con esta historia de mi pueblo que me siento muy orgulloso de petenecer a santa isabel aungue este muy lejos del siempre esta en mis pensamientos. es honor tener una persona que sea haya dedicado hacer estas historias tan bellas sobre santa isabel. Esto merece ser reconocido por el Alcalde «Quique Questell. amo my santa isabel

  36. No sabe cuanto me alegro saber la historia del mi lindo pueblo Santa Isabel, vivo en P.A y ahora que tengo 60 abriles es que vengo a saber la historia del pueblo en que naci. Mi hermoso pueblo. Mucha gracias. Me gustaria saber si es posible conseguir un libro q pueda comprar, con la historian de Santa Isabel o si solo esta en encyclopedia.

    Muchas gracias por la informacion acerca de mi pueblo Santa Isabel. Tengo 60 abriles y ahora es que vengo a tener conocimiento de esto. Siempre senti que era un pueblito olvidado, q no lo tomaban en cuenta . De verdad gracias por esta historia tan interesante. Me gustaria saber si se puede conseguir un libro que tenga esa historia. Me gustaria tenerla conmigo. Ww

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.