Central Cortada, el fin de la producción azucarera

Durante la primera mitad del Siglo XIX Puerto Rico se convirtió en un centro importante de producción de azúcar. Las haciendas entre Ponce y Guayama tenían una de las más grandes producciones en el país y Santa Isabel se destacaba por su producción azucarera.

Para 1870 Puerto Rico, después de Cuba, en el hemisferio occidental, era el segundo país en producción de azúcar . Sin embargo en las últimas dos décadas del siglo pasado el crecimiento decayó pero no tardó en volver a volar después de la invasión norteamericana.

———–

Ver colección de fotos antiguas de la Central Cortada a través de los años aquí.

———–

La crisis

La segunda mitad del siglo XIX fue muy difícil para las Haciendas de caña de azúcar en Santa Isabel. En 1855-56 una epidemia de cólera mermó a los esclavos. En 1875 la exportación azucarera bajó, y luego una fuerte depresión entre 1881-1886 les afectó seriamente.

Al finalizar el 1898 habían en Puerto Rico solo doce centrales. La azúcar había sido substituida por el café. En Santa Isabel habían muchas haciendas pero muy pocas procesaban la caña y los métodos y maquinarias eran antiguos.

La Hacienda Santa Isabel de la sucesión Alomar, la Destino de Pedro Juan Capó y la Florida fueron las líderes en el Siglo XIX. En el Siglo XX la Central Cortada de Don Juan Cortada fue la que más se destacó.

La familia Cortada tenían grandes inversiones en Ponce. En en el censo de 1827 aparece viviendo en Ponce como jefe de familia Don Juan D. Cortada.

Don Juan se casó con D. Mercedes Tirado (que murió en 1871) y tuvo dos hijos  Juan Cortada Tirado que nació en 1864 y Eduardo Cortada Tirado.

La hacienda Cortada se llamó incialmente Hacienda Descalabrado y existen menciones de esta propiedad de D .Juan Cortada desde 1868. Don Juan tenía otras haciendas como «Las Mercedes y la Palmarito» en Ponce.

En 1873 Don Juan Cortada fue «Síndico protector de libertos» en Ponce donde con su hermano Ramón eran los principales dueños de la firma «Cortada y compañía» que daba préstamos a los hacendados (en un momento dado estaban prestando dinero a once haciendas) . Como todo prestamista, Don Juan, también tenía cinco haciendas.  Algunos  prestamistas adqurirían haciendas cuando los hacendados no podían pagarle. Una de las haciendas que tenían en el 1872 estaba en el barrio Coto de Juana Díaz y poseía allí 28 esclavos.

 

FOTO: Central Cortada hoy por Elias C. Quintana Matías

 

Don Juan Cortada y Quintana  fue alcalde de Ponce durante un año a partir de 1873.

Para 1894  el pananorama de los principales propietarios de tierras en Santa Isabel había cambiado.

  • Sucesores Capó (Hacienda Destino) eran propietarios de 1,900 cuerdas
  • Don Juan Cortada era dueño de 1,700 cuerdas (Hacienda Descalabrado)
  • Sucesión Alomar (Hacienda Santa Isabel) tenían 1,120 cuerdas de terreno.
  • Juan Cabrera, (Hacienda Florida), 1,104 cuerdas

En 1896 los hermanos Cortada demandaron a Don Francisco María y Don Ángel Franceschi por la deuda de la hacienda Palmarito de Ponce. D. Juan Cortada Quintana traspasó el 1 de abril de 1873 una deuda que debía de esa hacienda (Palmarito)  a la escritura  de la hacienda Descalabrado que era de más valor y luego puso las escrituras a nombre de sus hijos menores (en ese momento) .  En 1896 los jóvenes hermanos Cortada Tirado demandaron tratando de que se cancelase la deuda  y la decisión fue en contra de de ellos.

El crecimiento de Cortada

Al llegar los norteamericanos la azúcar empezó una nueva etapa.  Para la agricultura en Santa Isabel, el siglo XX fue muy diferente que el anterior. Las haciendas de españoles y criollos se habían vendido o alquilado a la Aguirre Sugar Company (Luce & Company)  una poderosa empresa fundada a principios del siglo en Boston, Massachusetts. La Hacienda Destino fue adquirida por Aguirre en 1906 siendo su último administrador Don Vicente Balbas Capó. Una de las pocas haciendas que no se vendió fue la Hacienda Santa Isabel (Alomar) que estuvo en manos de sus descendientes hasta la década del sesenta cuando fue vendida a una firma israelí.

Comenzaba la etapa de las colonias azucareras donde los pequeños hacendados (colonos)  que todavían mentenían sus terrrenos cultivaban la caña que luego era procesada en la Central Cortada.

La Central Cortada fue establecida en el 1901 por la Santa Isabel Sugar Company de Don Juan Cortada (hijo de Don Juan Cortada y Quintana, ex-alcalde de Ponce) . Luego perteneció a la Aguirre Sugar Company y finalmente a la Corporación Azucarera de Puerto Rico.  Estuvo funcionando como molino hasta el 1974.

El riego de las tierras siempre fue un reto para los hacendados. La Central Cortada no fue la excepción. En 1905 el Congreso de Estados Unidos aprobó una ordenanza autorizando a Don Juan Cortada a usar aguas del río Descalabrado para el riego de las tierras de la Central Cortada.

La Central Cortada mostró muchos adelantos en la industria azucarera. En 1907 la empresa West Machinery and Supply Company mostró a la industria, en la Central Cortada, una versión del Canus Case Loader en un Catery Tractor D-4.

El 4 de febrero de 1911 el Congreso de Estados Unidos aprobó una ordenanza concendiéndole autoridad a la Santa Isabel Sugar Company  (Central Cortada) para construir, mantener y explotar un muelle en el puerto en la costa de Santa Isabel.

En 1914 cuando muchas centrales estaban enfrentando dificultades la Santa Isabel Sugar Company (Compañía Azucarera Santa Isabel), informó al gobernador de Puerto Rico que habían tenido un excepcional año con una producción de 72.000 bolsas. Según lo informó A. S. Alcaide, vocero de la empresa, tuvieron un 50 por ciento de aumento sobre la última temporada. En esta producción la empresa tuvo utulidades de $126.000 dólares que aplicaron en gran medida al  pago de deudas. Un 4 por ciento se declaró en dividendos. Las perspectivas de la Santa Isabel Sugar Company  se perfilaban como excelentes.

El 15 de marzo de 1915, Olive C. Williams,  una misionera norteaméricana que visitó a Santa Isabel para conocer la obra de escuela dominical de la iglesia Cristiana (que luego se convirtió en la actual Iglesia Evangélica) escribió una carta. La misma  fue publicada en la publicación «The Herald Of Gospel Liberty». Olive describió como estaba Santa Isabel para ese año:”Aunque el crecimiento de Santa Isabel, ha sido retrasado por la razón de que el pueblo fue quemado dos veces, se está recuperando de esos reveses. Se están promoviendo un número de nuevas empresas, una de las cuales es la construcción de un gran ingenio azucarero muy cerca del pueblo (la Central Cortada).” La misionera también informó en la carta que el salario diario de un obrero agrícola en Santa Isabel en ese año era de cincuenta centavos al día.

Don Luis A. Ferré, ex-gobernador de Puerto Rico, en su libro «Memorias de Ponce: autobiografía de Luis A. Ferré» cuenta que cuando él era jóven venía de vacaciones a la playa de Santa Isabel. Su padre Don Antonio Ferré, propietario de la Porto Rico Iron Works, tenía una casa alquilada aquí porque estaba montando la Central Cortada para Don Juan Cortada.

En 1917 Don Juan Cortada, que residía en Santa Isabel en ese tiempo, fue electo Senador a los 53 años de edad por el distrito senatorial número cinco de Ponce representando al Partido Republicano.

Los investigadores sociales Martin F. Murphy y Maxine L. Margolis  escribieron en su libro «Science, Materialism, and the Study of Culture»:

“En Puerto Rico está el pueblo de Santa Isabel,  una de las mejores áreas para la producción industrial de caña de azúcar, con terrenos fértiles, planos y bien irrigados. Esta característica, más  la disponibilidad de una gran cantidad de obreros (con bajos salarios) y experiencia en esa industria, atrajeron a los inversionistas de la «Aguirre Sugar Company».

Para principios de los años veinte la «Aguirre Sugar Company», que tenía la más avanzada operación en la industria de la azúcar, controlaba la tierra, los trabajos y la política en Santa Isabel”.

En 1924 el joven Don Juan Enrique Cortada y Toro, (que nació en 1893 y vivia en Santa Isabel para el censo de 1920) era el principal accionista de la «Santa Isabel Sugar Company» cuyo vice-presidente era Jacobo Cabassa. Durante  ese año la «Santa Isabel Sugar Company» tuvo serios conflictos legales con la «Aguirre Sugar Company». Esta última adquieró 62% de las acciones de la «Santa Isabel Sugar Company» y terminó controlando la empresa.

Para 1926 la Central Cortada producía 13,652 toneladas de caña de azúcar. Cortada estaba conectada por un sistema de trenes con la Central Machete que producía 19,129 toneladas.

Para 1930 Central Cortada producía 20,265 toneladas.  Cortada era un lugar donde también se probaban nuevas tecnologías. En eses año ya las empresas norteamericanas controlaban el 44% de la tierra dedicada a la producción azucarera en Puerto Rico. Los obreros de la caña trabajaban entre diez y 14 horas diarias durante la zafra. Durante “el tiempo muerto” quedaban desempleados. Ganaban sueldos de miseria y eran obligados a comprar los productos en la tienda de la central donde los precios eran elevados.

El censo del 1930 muestra viviendo en Santa Isabel una cantidad de obreros del interior de la isla que venían en búsqueda de empleos. Algunos se quedaron aquí, En cada barrio habían problemas de vivienda y se organizaron barrios obreros a los alrededores de la Central Cortada o las colonias de caña de de azúcar. El barrio Playita Cortada se formó, a la orilla del muelle de la Central Cortada, con personas que venían a trabajar en la caña de azucar en esa central.

La Central Aguirre tenía tres molinos procesadores en el sur, la Central Aguirre en la Bahía de Jobos en Salinas, la Central Cortada en Santa Isabel y la Central Machete en Guayama.

La crisis de la industria azucarera

Los continuos aumentos en  los salarios y otros factores aumentaban los costos. La Central Aguirre y Luce & Co. trataron  de abaratar sus costos mecanizando sus operaciones. Los tractores substituyeron a los bueyes y añadieron nuevos implementos conectados a los tractores.  Instalaron sistemas hidráulicos que ejecutaban casi todas las operaciones de campo. Los químicos substituyeron las azadas y los trucks de transporte de caña substituyeron los carros de bueyes.  Pero esto no fue suficiente.

En 1969, el Gobierno de Puerto Rico, proporcionó ayuda técnica y económica a la Industria Azucarera para ayudarla a recuperarse. Pero la Central Aguirre, venía con un déficit montante a los 16 millones de dólares desde el 1967.

En 1970 la crisis de la Central Aguirre aumentó y el gobierno de Puerto Rico la expropió, incluyendo el molino más pequeño que existía en la Central Cortada de Santa Isabel y 13,000 cuerdas sembradas de caña.

En 1974 la Corporación Azucarera de P. R., propietaria en ese momento de la Central Cortada, cerró las operaciones de la última central procesadora de caña en Santa Isabel.  Así se cerraron siglos de historia donde la caña de azúcar fue la fuente de empleos y motor de la economía de Santa Isabel. Entre 1901-1974 la Central Cortada tuvo una capacidad de producción en promedio de 2,400 toneladas de caña por día.

En las últimas décadas una nueva puerta se abrió.  Esas fértiles tierras que no había perdido su posibilidad de ser cultivadas, se han convertido en productoras de frutas y vegetales. Cortada cerró en Santa Isabel el ciclo de la producción de caña de azúcar y comenzó varias décadas después, la época de la frutas y los vegetales.

Hoy día, Santa Isabel se destaca como uno de los principales productores de hortalizas de Puerto Rico.

Fuentes:

  1. Sugar Slavery & Freedom in nineteenth-century Puerto Rico, Luis Antonio Figueroa, página 124
  2. A Comparison of Sugar and Social Change in Puerto Rico and Oriente, Cuba , Robert Bruce Hoernel , 1977, Page 230
  3. Sugar Trade, Mona Palmer,  University of Michigan, 1907, página 38
  4. American Sugar Kingdom, César J. Ayala, Página 220
  5. Porto Rico: A Broken Pledge‎, Bailey Wallys Diffie, Justine Whitfield Diffie – Puerto Rico – 1931, Page 49,
  6. Hispanofilia, Enrique Vivoni Farage, Silvia Curbelo Alvarez, Silvia Alvarez Curbelo, Eitorial de la Universidad de Puerto Rico, 1998, Páginas 216, 219, 226
  7. Memorias de Ponce:autobiografía de Luis A. Ferré, Luis A. Ferré y Rosario Ferré . Grupo Eidtorial Norma , 1992, página 26, 47
  8. Science, Materialism, and the Study of Culture‎, Martin F. Murphy, Maxine L. Margolis,1995, página 32
  9. Herald of Gospel Liberty, Olive C. Williams, Dayton, Ohio March 31, 1915
  10. Congressional serial set‎ by United States. Government Printing Office – United States – 1912, – Página 66
  11. Marcelo Martínez Alcubilla, Boletín jurídico-administrativo: apéndice al Diccionario de la .., 1897, página 277
La historia de un pueblo que no se dio por vencido
La historia del Valle del Cemí vol. 1 "La historia del Valle del Cemí: Vol 1, Primeros pobladores".
Adquiéralo en:
Amazon  y en eBay.
Las Farmacias: La Ideal, Mi Farmacia, La Fe y Nova en el pueblo y en Jauca y en la repostería La Piñata.
Para detalles sobre la distribución comuníquese con Hiram Vega en la Urb. Villa del Caribe.

Comentarios

  1. Oscar Santiago dice

    Melvin te felicitamos por toda esta labor que estas realizando para nuestro pueblo. Estas son las cosas que nos identifican. Sigue hacia adelante. Mi viejo quisiera comunicarse contigo. El numero de telefono es 787-845-3384 o 787-382-9075…..Saludos y cuidate….

    …tenemos en custodia mucha fotos de nuestro pueblo…personas como Anibal Torres, Oscar Santiago”Oca”, la Dra. Milagros Burgos, Fegui Vazquez entre muchos otros son una enciclopedia de la Historia de nuestro Pueblo.

  2. CARLOS MORALES dice

    Esto fue como transportarme a mis años de infancia a este lugar que sin duda hubiera estado actualmente serviria de eje cultural y turistico en nuestro pueblo. Gracias, Melvin.

  3. carlos cruz dice

    Saludos de parte de Carlos Cruz, declamador del verso negroide.

    Don Melvin de usted he aprendido mucho sobre la historia de Santa Isabel.

    Dios te bendiga. Nos vemos en la “Convención de la caña”. Teleefono 1203 2152352

  4. Melvin Rivera Velázquez dice

    Gracias Carlos

    Felicitaciones por tu talento. Nos vemos en la convención de la caña el 17 de febrero.

  5. Jose M. Leon dice

    Gracias Melvin por traer tantos recuerdos a nuestra memoria.Yo me crié en la Central Cortada y no sabes la alegría que me causa el ver los antiguas fotos de este sitio especial en nuestra vida.Llevo muchos años fuera de nuestra Isla (actualmente vivo en Georgia) pero no me olvido de nuestras raices.
    Melvin, no sé si te acuerdas de mi, pero yo era el farmacéutico del pueblo para los años 70 y siempre te recuerdo a ti y a Aradí con
    mucho cariño.

  6. Melvin Rivera Velázquez dice

    Hola Pepe

    Que bueno saber de ti. Hace tantos años que nos vemos. Me alegra que nos visites. Creo que tengo algunas fotos de la Farmacia Unión (anitgua Farmacia Anselmi) cuando tu la dirigías. Voy a buscar en mis archivos.

  7. Amarilis Alvarado dice

    Saludos, soy persona que me gusta mucho la historia. Mientras daba vueltas por Santa Isabdel me tropece con Aguirre. Me gusto mucho el sitio pero tiene mucho edificio abandonado. Me gustaria conocer la historia del por que parece pueblo fantasma, y el porque tanta estructura abandonada.
    Gracias mil.

  8. Olga Rodriguez dice

    Me encanto ver todo esto, mi abuelo fue Don Chago Campos el que construía y reparaba las vías del tren.Yo nací en la casa que quemaron hace como 4o5 anos atrás.Por ese camino del palmar el me dio mis primeras lecciones de conducir en un chevrolet impala. Es una lastima que las eliminaran para hacer el desvió.Los recuerdos cuando fueron bonitos son muy nostalgicos.Que no daría uno porque esos tiempos volvieran.Con tan solo 7 anos yo me cargaba una caja con fiambreras de comida para los empleados del Central.Fue muy triste escuchar el silbato de la central por ultimas vez, todos lloramos. Aunque siempre era triste porque comenzaba el tiempo malo.Yo trabajaba todo el día, y para ese tiempo no era maltrato era cooperar con el trabajo de la casa para conseguir el sustento, pero fue una experiencia MARAVILLOSA.

  9. Ulises Ortiz Rodríguez dice

    Melvin, qué mucha felicidad tú has traído a los que somos de Santa Isabel. No hay manera de retribuirte tus esfuerzos y horas de trabajo en la construcción de tu página, salvo nuestro profundo agradecimiento. Le pido al Dios del Cielo que te bendiga y te de muchos años de salud con toda tu familia y tus amigos.

  10. Fernando Soto dice

    WOW. Que historia la de mi Santa isabel. En especial mi nunca olvidado Central Cortada. Todos me llamaban y todavia me llaman El Cano hijo de Luis Soto. Te felicito por por darnos a todos los Santaisabelinos tan bonito trabajo y aprovecho la oportunidad para saludar a todos mis amigos del Descalabrado y la Central OLGUITA. Dios los bendiga a todos.
    Soto0583@att.net

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *